GALICIA DE PINTURAS cuenta en la actualidad con unas instalaciones punteras para la fabricación y el control de sus productos, que unido al inestimable capital humano de un personal altamente cualificado le permiten ofrecer a sus clientes una amplia gama de pinturas y barnices.

El esfuerzo constante de los últimos años ha llevado a la empresa a obtener la Certificación de Calidad ISO 9001 que asegura el correcto diseño, producción y comercialización de sus productos según parámetros estándar internacionales.

La gama de productos ofertados es muy amplia pudiendo satisfacer con creces las necesidades de cualquier profesional. Además, para necesidades concretas, se fabrican productos a medida que se adaptan al tipo de paramento, requerimientos técnicos, aspectos decorativos o exigencias especiales de algún proyecto.

El departamento técnico, además de los controles de producción y diseño de nuevos productos, está siempre al servicio del cliente para responder a cualquier consulta relacionada tanto con las propiedades de los productos como con su uso, idoneidad para una determinada aplicación, etc.

Ante cualquier duda o problema que se le pueda presentar, no dude en consultar con nuestro departamento técnico.

La información contenida en las HOJAS TECNICAS está destinada preferentemente, como guía de utilización y aplicación de nuestros fabricados. Declinamos cualquier responsabilidad ante cualquier problema derivado del uso inadecuado de nuestros productos.

Cualquier hoja técnica contenida en este catálogo es susceptible de modificaciones basadas en la experiencia y en nuestra labor de investigación y desarrollo, siempre destinadas a la mejora de nuestros productos.

Las especificaciones dadas en cada hoja técnica se refieren a valores medidos a los productos en el momento de ser envasados bajo condiciones controlados. Así pues toda esta información debe ser utilizada como guía y considerada a la luz de las condiciones de utilización.

Las características de aplicación se ofrecen como dato orientativo pues sus valores siempre van a estar en función de factores que las afecta muy directamente:

- Naturaleza y estado del soporte.
- Temperatura y humedad ambientes.
- Sistemas y útiles de apliccición.
- Espesor de la placa aplicada.
- Tipo de acabado.
- Dilución del producto, etc.

PREPARACIÓN DE SUPERFICIES

Todo proceso de pintado tiene, en general, los dos fines primordiales que a continuación señalamos:
- Protección de la superficie a pintar.
- Decoración de dicha superficie.

Para poder obtener los mejores resultados en el proceso, debemos tener en cuenta una serie de consideraciones:
- Naturaleza de la superficie a pintar.
- Estado de la misma.
- Acabado que deseamos.
- Útiles y técnicas a emplear para conseguirlo.

En función de estas consideraciones, tenemos que decidir los pasos a seguir en la preparcici6n de la superficie que vamos a pintar.
Para ello vamos a establecer unas normas generales de preparación de superficies, en función de la naturaleza de las mismas.

Como norma general y esencial para conseguir un buen acabado, es necesario que la superficie esté completamente limpia, pues de lo contrario podrían producirse defectos y alteraciones durante la ciplicación y el secado, debido a incompatibilidades y diferencias en el sustrato.

Las superficies a aplicar pueden ser de los siguientes tipos:

1. METALES.

a.- Metales férricos.
b.- Metales no férricos.

2. MADERAS.

3. MATERIALES DE ALBAÑILERÍA.

Página siguiente >>>


Ir a página anterior

1.- METALES
A) METALES FÉRRICOS
En este apartado agrupamos a todas las superficies de hierro y acero.

- SUPERFICIES NUEVAS:

1. Eliminación de óxido:
- Procedimiento manual: Cepillo de púas de acero, lijado, raspado, etc.
- Procedimiento mecánico: lijadoras mecánicas, chorro de arena, etc.
- Procedimiento químico: Productos químicos especiales.

2. limpieza general y desengrasado:
Mediante el empleo de disolventes comerciales o productos especiales exentos de residuos sólidos.

3. Imprimación de la superficie-.
Para ello utilizaremos fondos de imprimación especialmente formulados, cuyas funciones primordiales son:
- Aislar la superficie del contacto con la atmósfera mediante capas de la máxima impermeabilidad.
- Dotar a estas capas de productos inhibidores de la corrosión.
- Proporcionar buenas condiciones de adherencia a las capas posteriores.


- REPINTADOS:

1. Pintura vieja en mal estado: Si la pintura está en mal estado eliminarla mediante lijado, espátula, quitapinturas., y proceder seguidamente como superficie nueva.

2. Pintura vieja en buen estado: Si la pintura está en buen estado, lijado suave para eliminar el brillo mejorando el cinciaje y limpieza de polvo y suciedad. Tener muy en cuenta la compatibilidad de sistemas antes de aplicar el nuevo producto.

B).- METALES NO FÉRRICOS

Dentro de este apartado agruparemos las superficies de zinc, hierro y aceros galvanizados, aluminio y sus aleaciones.

Dada la elevada inercia que presentan este tipo de superficies, la exposición a la intemperie de las mismas presenta un deterioro muy pequeño o prácticamente nulo, en atmósferas normales. La función primordial de los fondos de imprimación es proporcionar una buena adherencia entre el soporte y los capas posteriores de acabado.

1. limpieza general y desengrasado: Empleo de disolventes y otros productos ade- cucidos (desengrasantes ... )

2. Imprimación de la superficie. Utilizaremos productos tipo SHOP-PRIMER, especialmente formulados para conseguir una bueno adherencia con el soporte y, al mismo tiempo, proporcionar un grado de protección eficaz. En el caso de emplear productos especiales (como el GALPI-GAL) esta imprimación ya no es necesaria.

2.- MADERAS

La madera por su naturaleza, es susceptible a los procesos de descomposición inherente a la materia orgánica, por lo que es indispensable, para su buena conservación, dotarla de una protección eficaz.

El proceso a seguir para asegurar dicha protección es el siguiente:

SUPERFICIES NUEVAS:

1 .Lijado o cepillado para mejorar su aspecto físico y eliminar las partes no adheridas, polvo, suciedad, etc.

2. En maderas verdes, si existen zonas resinosas, se deben eliminar utilizando disolventes muy volátiles para que no queden retenidos en la madera y puedan producir defectos en el accibado.

3. Si es posible, controlar el grado de humedad en la madera, aconsejando no pin- tar cuando este sea superior a un 20 %.

4. Tratamiento fungicida para evitar el deterioro producido por la acción de distintos microorganismos.

5. Sellado, mediante la aplicación de un fondo imprimación, a fin de dar una primera capa de aislarniento y tapar los poros de la madera.

6. Una vez aplicada y convenientemente seca la imprimcici6n, se procederá al lijado de la superficie y posterior eliminación del polvo producido. En maderas con mucho poro o en malos condiciones, se repetirá esta operación cuantas veces sea necesario, hasta obtener una superficie completamente lisa, antes de proceder a la aplicación de las capas de acabado.

REPINTADOS:

1. Maderas con pintura o barniz en mal estado: Eliminar completamente las capcas antiguas mediante lijado, cepillado, quitapinturas, espátula, etc., posteriormente tratarla como madera nueva.

2. Maderas con pintura o barniz en mal estado: lijado suave y eliminación de polvo, ceras y todo tipo de suciedad. Determinar si es compatible el sistema a emplear con el que ya posee la superficie.


3.- MATERIALES ALBAÑILERIA

Debido a la gran cantidad de materiales empleados actualmente en la construcción, resulta muy difícil establecer las normas de preparación para cada uno de ellos, por lo que vamos a indicar unas normas generales que son perfectamente válidas para la gran mayoría y, especialmente, los más utilizados como pueden ser yeso, cemento, y morteros que los contienen.

PARAMENTOS NUEVOS 0 SIN PINTAR:

1. Control del grado de humedad de la superficie. No pintar si los paramentos están frescos; se aconseja antes de pintar, dejar transcurrir el mayor tiempo posible desde la aplicación de los llanos.

2. Reparado de faltas con yeso, plaste, cemento, cola, mortero, etc.

3. La existencia de sales que exudan a la superficie (eflorescencia), si las hubiera, así como la alta alcalinidad de estos materiales, se elimina con un neutralizante (consultar). Para eliminar la existencia de hongos y mohos, utilizar una solución de lejía en agua al 20%. En ambos casos, aclarar seguidamente con abundante cantidad de agua.

4. Fijación de superficies porosas o polverulentas con preparaciones adecuadas (como el FIJADOR ACRILICO).

5. En general, es aconsejable en este tipo de superficies y para cualquier pintura a emplear, dar una primera mano muy diluida para asegurarnos un buen anclaje. En lo posible, evitar el empleo de pinturas al aceite y sintéticas, dada la sensibilidad de éstas frente a los álcalis.


REPINTADOS:

1. Paramentos con pintura o barniz en buen estado:
- Reparado de faltas con yeso, plaste, etc.
- Si hubiese salitre o mohos, eliminarlos como se describe en el apartado anterior.
- lijado suave si la pintura antigua es brillante o satinada.
- Limpieza general de la superficie con agua y jabón.

2. Paramentos con pintura o barniz en mal estado: Lo ideal es la eliminación de la pintura vieja con espatula, quitapinturas, agua a presión, etc. en el caso que no fuera posible, eliminar faltas y utilizar fijadores especiales.


This is "page" 3...........(can't scroll this one, to little content)
Page 4 text text dummy texttext text dummy texttext text dummy text

ext text dummy texttext text dummy texttext text dummy text

text text dummy texttext text dummy texttext text dummy text

text text dummy texttext text dummy texttext text dummy text

text text dummy texttext text dummy texttext text dummy text